chocó micro con jubilados

09.03.2012 18:42

por LA CAPITAL

 

En plena madrugada de ayer un colectivo de la empresa Vosa en el que viajaban 53 jubilados rosarinos impactó contra el acoplado de un camión que transportaba tablones. El micro había salido desde la Terminal de Rosario con destino a Mar del Plata y si bien diez pasajeros debieron ser asistidos por médicos del Hospital Bernardo Houssay (Vicente López) por golpes y traumatismos leves, sobre el mediodía todos continuaron viaje a la Costa Atlántica. Sólo el coordinador del grupo, un joven de 30 años, fue trasladado para ser asistido en el Sanatorio Dupuytren de la Capital Federal.

El colectivo había sido contratado por la agencia de viajes Pedraza Turismo y salió de la Terminal Mariano Moreno el jueves, a las 22.35. Según confirmó el titular de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte en Rosario (CNRT), Guillermo Gentili, se trató del interno 2068 de la empresa Vosa, que "partió como indica la ordenanza desde la estación".

Los 53 pasajeros eran jubilados que habían contratado el viaje a través de diferentes centros que los agrupan en la ciudad e incluso en forma particular a la agencia Pedraza, e iban acompañados por un coordinador y dos choferes.

Choque. Llevaban poco más de cinco horas de viaje cuando en el kilómetro 15 de la autopista Panamericana (mano a Capital a la altura de Munro), el micro impactó contra un camión Fiat 663 que viajaba hacia Quilmes.

"Yo venía circulando a 70 o 75 kilómetros por hora, me venía sobrepasando un camión por la derecha y había visto al colectivo detrás; de golpe, siento un impacto y alcanzo a maniobrar para que mi camión no se me fuera", relató el conductor del vehículo de carga.

Enseguida, el hombre se bajó y se acercó al colectivo. "Le preguntaba al chofer cómo estaba y no me contestaba, y entonces los jubilados empezaron a bajar y llegaron los bomberos para sacar al coordinador", detalló el conductor del camión.

Asistencia. Los dos choferes, el coordinador y diez pasajeros de entre 60 y 77 años fueron llevados al Hospital Houssay de Vicente López para ser asistidos. Mientras el coordinador debió ser trasladado a Capital Federal, los diez jubilados fueron dados de alta sobre el mediodía y continuaron viaje en dos combis provistas por la empresa.

El secretario de Salud de Vicente López, Hernán Seoane, explicó que los pasajeros "continuaron viaje tras ser evaluados por médicos y psicólogos, y por decisión propia".

La mayoría había sufrido golpes y traumatismos leves; e incluso Susana Somoza, de 67 años, que tenía una fractura en el tabique nasal decidió no postergar sus vacaciones y viajar a Mar del Plata, donde iba a continuar siendo atendida en el Pami.

El grupo venía planificando sus vacaciones desde hacía ya varios meses. Según explicaron los responsables de Pedraza Viajes, se trataba de "pasajeros que habían contratado la excursión hacía unos dos o tres meses" y señalaron que "en algunos casos habían realizado la contratación a través de centros de jubilados".

Por eso, en el micro viajaban abuelos de los centros de jubilados de la Universidad Nacional de Rosario, de Amistad de Zona Sur y del centro Zona Centro. Pese al traspié, que podría haber tenido consecuencias más graves, todos continuaron sus vacaciones en la costa.