Denuncian virtual estado de abandono del ex Batallón 121 Por Diego Montilla.-

13.03.2012 20:40

por EL CIUDADANO

 

 

Sin novedades públicas oficiales sobre el futuro urbanístico de los terrenos que pertenecieran al ex Batallón 121, tanto los vecinos del lugar –agrupados en la organización Verde 11– como el diputado provincial del PRO Germán Mastrocola denunciaron ayer el virtual estado de abandono que está sufriendo el predio de casi 30 hectáreas en la zona sur de la ciudad, con edificios abandonados y en franco deterioro, así como yuyales que se extienden sobre gran parte de la superficie. Tras recorrer las instalaciones cedidas por la Nación a la provincia, el legislador anunció que presentó un proyecto en la Cámara baja para que se construya en ese terreno, que en el pasado fue propiedad del Ejército Argentino, el Centro Provincial del Deporte (Ceprode), con el objetivo de que sirva de espacio para la práctica y el desarrollo de distintas disciplinas deportivas, reservando otra porción para diferentes usos como la edificación de establecimientos que contengan escuelas técnicas y sitios donde se brinden talleres de oficio, entre otras cosas, además de la implementación de espacios verdes para el esparcimiento.

Mastrocola explicó en declaraciones a este diario que está trabajando en un proyecto que presentó en la Legislatura para que se cree por ley el Ceprode en el predio del ex Batallón 121. “Nuestra propuesta es algo similar a lo que ofrece el Cenard (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) que existe en Buenos Aires, porque Santa Fe se merece un lugar así y el ex Batallón 121 tiene todas las condiciones para eso. De esa forma, las distintas federaciones podrían entrenarse en el lugar para las altas competencias, no sólo con espacios para el entrenamiento físico con canchas, gimnasios, pistas y demás. También para la capacitación con aulas y equipamiento para docencia, controles médico-sanitarios con consultorios, instrumental médico y salas de primeros auxilios. Y para el hospedaje de los atletas durante el período de utilización de las instalaciones o de duración de las competencias, con hotelería y gastronomía”, afirmó.

Al ser consultado sobre qué extensión ocuparía el espacio destinado a las prácticas deportivas, el diputado señaló que ese aspecto “todavía está por verse”. “Se usaría una parte del predio con esa finalidad y otra con otros objetivos porque los vecinos también quieren que otros sectores sean destinados a espacios verdes, para no perder el pulmón que tiene el barrio. Es por eso que venimos trabajando con ellos en conjunto para esto, para encontrarle la mejor funcionalidad a un espacio tan importante”, añadió el legislador.

Finalizada su recorrida por el lugar, Mastrocola lo definió como “un predio en estado de total abandono”. “Es un lugar potable al ciento por ciento para destinarlo a la comunidad por la infraestructura que tiene, pero está ciento por ciento descuidado y abandonado y eso es una lástima porque parecería ser que desde la provincia no le encuentran una función cuando hay edificios que son impresionantes ubicados en una zona urbana con amplios espacios verdes”, explicó.

“Hay algunas zonas que son cuidadas y custodiadas por el Ejército, que protege que no se meta nadie, y hay otra parte que está completamente abandonada. Se caen los techos de los edificios, no se corta el pasto, no se está cumpliendo con la función social que tendría que tener el lugar. Lo que queremos es convocar a todo el arco político para que trabajemos junto a los vecinos para encontrarle la mejor finalidad al lugar. Los vecinos están de acuerdo con el área deportiva y con mantener los espacios verdes, no quieren que se hagan grandes edificaciones”, remarcó.

El dirigente del PRO adelantó que en los próximos días se va a reunir con la ministra de Desarrollo Social de la provincia, Mónica Bifarello, “para charlar del tema”. “Lo que queremos es que se use para las distintas disciplinas deportivas que no tienen un lugar. Hay una pileta olímpica que está totalmente abandonada, cuando hasta no hace mucho era usada por los vecinos. Al costado hay unos yuyos que, yo mido un metro setenta y cinco, me llegan hasta la frente”, destacó.

Entre los objetivos del Ceprode que propuso Mastrocola figura “brindar espacios aptos para la capacitación, preparación, entrenamiento y recuperación física con fines deportivos a entidades y organizaciones vinculadas al deporte amateur, así como para el hospedaje o alojamiento de los deportistas durante el período de uso de las instalaciones o de duración de las competencias, cuando ello fuere necesario”.

La forma de financiarlo sería, según el proyecto, “con los fondos específicos asignados por el presupuesto general de la provincia, con los fondos obtenidos en concepto de contraprestación por los servicios prestados a cada entidad deportiva, y con recursos o bienes donados por los Estados nacional, provincial y municipal, más lo que aporten personas y entidades privadas”.

Por su parte, el referente de la organización Verde 11 y vecino del lugar, Flavio Patrizi, comentó que comparten en gran medida la idea del proyecto presentado por Mastrocola. “Por lo que sabemos, tiene un anteproyecto que pretende que se saque por ley la afectación del 121, y para toda la movida que nosotros venimos haciendo desde hace tiempo esto nos viene muy bien. Lo que nosotros aportamos, y de lo que él luego se dio cuenta al caminar el lugar, es que además de las disciplinas deportivas se pueden agregar otras como actividades educativas, con escuelas técnicas y talleres de oficios. La verdad es que fue muy positiva la reunión”, subrayó el dirigente vecinal.

“Los problemas edilicios, por suerte, recién comienzan y se están dando por falta de recursos. Estamos hablando de un complejo muy grande y hay problemas de mantenimiento. En realidad, el mantenimiento preventivo es nulo. Nosotros solicitamos a la Justicia que se hagan las tareas de conservación del lugar, que no se abandone, hasta tanto comiencen las obras de remodelación. Hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta ni información por parte de la provincia. Ahora estamos esperando la resolución del juez con respecto a la denuncia que realizamos por la ley de intereses difusos. Lo que hacemos es ir recorriendo el predio e interiorizando a los distintos bloques sobre la actual situación del lugar”, concluyó.

En noviembre del año pasado se conoció el proyecto ganador del concurso de ideas sobre los usos de los terrenos de zona sur. Es obra de un estudio de arquitectura de Buenos Aires, y en esencia contempla tres modalidades: un área de viviendas orientada a sectores medios, un extenso parque y un centro multipropósito que aprovecha los edificios existentes. Tras eso, se aguarda que la provincia ponga en marcha la segunda parte del plan, con llamados a licitación para luego comenzar a ejecutar, por sectores, las intervenciones en el predio.

Sin embargo, en el llamado a ese concurso de ideas se dejó aclarado expresamente que no es vinculante, por lo que el gobierno santafesino podría desechar la solución urbanística ganadora para en cambio elaborar una propia, o bien tomarla en parte e incluso combinar ideas de varios participantes para el diseño final del uso de suelos en el ex 121, aledaños al Centro Municipal de Distrito Sur “Rosa Ziperovich”.