El complejo cuadro que rodea a Dante

12.03.2012 21:09

por ROSARIO 12

 

La controversia en el caso de Dante, el niño estadounidense (con padre del mismo origen y madre rosarina) que debe ser restituido a su país por orden de la Justicia, generó cruces entre lo sentimental y lo que dictan la ley nacional y los tratados internacionales. Rosario/12 consultó a una psicóloga infantil y a un abogado especializado en derecho de Familia, que se expresaron sobre el caso. Para la psicopedagoga y psicoanalista Clemencia Baraldi, el nene (que cumplirá tres años en junio próximo) "necesita sí o sí de los cuidados maternos"; aunque rescató que "hay que preservarlo, porque la madre necesita apoyo psicológico: todo lo que sienta, en su situación de ocultamiento de la Justicia, se lo está transmitiendo al niño". En tanto, el abogado Gustavo Antelo coincidió con el criterio jurídico de los magistrados que ordenaron la restitución, y subrayó que "el espíritu de la Convención de La Haya es evitar lo que está ocurriendo, que con la excusa de tutelar el interés del menor, la causa se prolongue en una jurisdicción que no corresponde".

Los dos profesionales aseguraron que la situación del caso es "compleja". Es que luego de que el juez Edgardo Bonomelli, del Tribunal Colegiado de Familia Nº 4, ordenara que Dante regrese con su padre Breth Purcell a los Estados Unidos para que la justicia de ese país resuelva la cuestión de fondo, el niño y su madre, Nora Monserrat, no se presentaron ante la Justicia. Desde el 23 de febrero pasado, para los magistrados, la mujer está prófuga. Por su parte, los abogados y familiares de Nora niegan que sea así, y se apoyan en la presentación de un recurso de inconstitucionalidad sobre la confirmación que la Cámara Civil y Comercial resolvió en cuanto al fallo anterior. "Nora no tiene sentencia firme", aseguró su padre y representante legal, Rodolfo Monserrat.

Mientras tanto, la situación de Dante se torna preocupante. El niño está con su madre "de vacaciones", según expresaron sus familiares; sin embargo, la mujer es buscada por la policía para que ponga al niño a disposición de la Justicia. Baraldi sostiene que la edad del nene hace que "necesariamente perciba los cuidados y la lengua materna". No obstante, señaló que "lo mejor para el niño es que tenga la doble referencia". De todos modos, advirtió que hay que "preservarlo para que no se convierta en un botín de guerra".

La psicóloga lamentó que los padres no hayan llegado a un acuerdo, y consideró que Nora no debe estar pasando un buen momento. En ese sentido, remarcó que "todos sus sentimientos son trasladados al pequeño. Percibe que algo le sucede a su mamá, más allá de su corta edad", dijo.

Antelo, quien se manifestó de acuerdo con los fallos tanto del Tribunal de Familia como de la Cámara, que lo confirmó, aseguró que el reclamo de la progenitora por "un abogado para el niño" en el marco de la ley nacional 26.061 "debió hacerse desde el principio". De todos modos, aseguró que "como la ley tiene aspectos que no fueron legislados", como la designación de un abogado especialista para casos de niños y adolescentes, "la ley orgánica de la provincia le puso un defensor civil que proteja sus derechos".

Para el letrado, "todas y cada una de las cuestiones planteadas deberían haberse radicado en Florida (Estados Unidos) y allá resolverse. La norma del caso tiene las excepciones previstas, que como tales se deben apreciar con carácter restrictivo; es decir, surgir de forma palmaria y evidente".

Para los abogados de la madre, en Florida primará "la palabra del varón, quien tiene potestad sobre su mujer y su hijo". Mientras tanto, para la Justicia rosarina, la situación "cada vez se agrava más". Es que la "resistencia" de la madre por restituir al niño atenta contra los tratados internacionales a los que adhirió Argentina.