El ministro de Seguridad reconoció que sube el delito y faltan policías

02.03.2012 21:47

 

Por LA CAPITAL

El ministro de Seguridad de la provincia, Leandro Corti, reconoció ante los concejales rosarinos el aumento del delito y la necesidad de mayores recursos para combatirlo. "En Santa Fe hay un promedio de 188 habitantes por cada policía, mientras que en Rosario esa relación es más asimétrica", indicó.

Con 5.339 agentes en el Departamento Rosario, Corti planteó que "la decisión es priorizar para la ciudad la incorporación de recursos humanos".

La reunión se llevó adelante ayer en la sede de Gobernación, asistieron casi la totalidad de los ediles y entre los ausentes sólo se contaron el presidente del cuerpo, Miguel Zamarini, y el radical Jorge Boasso. La mayoría coincidió en que "es positivo tener un contacto permanente", pero representantes de la oposición plantearon como "acotado e insuficiente" el plan de medidas presentado por el responsable de seguridad de la provincia (ver aparte).

Más efectivos. Si bien aseguró que "la dotación de recursos materiales y humanos están garantizados", el propio Corti admitió que "la problemática de Rosario ameritaría un mayor volumen".

El funcionario detalló que la ciudad, con 5.339 agentes, cuenta con una menor cantidad de policías por habitantes que el promedio provincial. Mientras que en Santa Fe hay 188 habitantes por cada policía, en Rosario esa relación es de 230 habitantes por agente.

"Rosario necesita más recursos humanos. Por eso con el egreso de 600 auxiliares de seguridad, 400 se destinaron a la ciudad y nos planteamos mantener esa prioridad cuando egresen otros 600 en diciembre próximo", adelantó.

Además, señaló que se trabaja en una reformulación en el servicio del 911. "Estamos tomando personal especializado del subescalafón de comunicaciones para lograr que parte del recurso humano afectado al 911 sea recuperado para Rosario, lo que significaría unos 100 agentes más", dijo.

Distritos. Otros de los puntos donde hizo hincapié es la implementación del esquema de descentralización que se puso en marcha en los seis distritos de la ciudad, y que establece que en cada uno de los sectores trabajen coordinadamente el director del distrito, un representante del Ministerio de Seguridad y un inspector policial.

"Esto va a permitir enlazar las inquietudes y demandas de los vecinos, y llevar adelante un seguimiento del servicio policial para garantizar una distribución de recursos racionales y controlar que estén donde corresponde", apuntó Corti.

A eso se sumaron observaciones que fueron planteadas por los concejales y que el ministro consideró "pertinentes", como es la regulación de las agencias de seguridad privada, la implementación de alarmas comunitarias, y el contacto permanente de los concejales con los referentes del Ministerio de Seguridad en los seis distritos.