EPE Unos sesenta millones que fueron a cubrir el rojo

03.03.2012 23:15

Por ROSARIO 12

 

La Cámara de Diputados pidió informes sobre las operaciones financieras de la EPE durante el año pasado y lo que va de 2012 ante la sospecha de que el gobierno de Antonio Bonfatti comenzó a utilizar la caja de la empresa para financiar el déficit de la provincia. El proyecto fue votado por unanimidad después del paso de tres funcionarios por la Legislatura: el ministro Antonio Ciancio, el secretario de Servicios Públicos, Antonio Boggiano y el presidente de la EPE, Daniel Cantalejo, quienes admitieron que la EPE giró cheques al descubierto por más de 60 millones de pesos para pagar sueldos y energía porque sus cuentas estaban en rojo y el ministro de Economía, Angel Sciara, había dispuesto del Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (FUCO). Cantalejo no pudo precisar el costo financiero del descubierto, pero explicó que lo pagará el Tesoro provincial. "Si hay una manotazo a la caja de la EPE. Si la empresa de servicios más importante empieza a ser la caja recaudadora mensual para sufragar el déficit y la deuda de la provincia están muy comprometidas las inversiones a futuro", advirtió el diputado del PJ, Mario Lacava.

Hace dos semanas, el ministro Sciara confirmó que el déficit de 2011 rondará los 1.630 millones de pesos -a pesar de que la última cifra aún no fue publicada en la Web oficial- y que piensa financiarlo con la deuda flotante (a contratistas y proveedores del Estado). Ayer, Lacava aseguró que esa deuda flotante ya supera los 1.600 millones.

Diputados decidió pedir un informe sobre los cheques sin fondos de la EPE porque el paso de Ciancio, Boggiano y Cantalejo por la Cámara dejó más dudas que certezas. "Quedó acreditado que la provincia, a través del ministro de Economía, tomó dinero de la EPE para gastos corrientes y sufragar la famosa deuda flotante que hoy tiene la provincia por más de 1.600 millones de pesos. Tomó dinero de la EPE y le ordenó a la empresa que saque un descubierto en un banco. Eso fue reconocido por Cantalejo y Boggiano", dijo Lacava cuando se discutió el proyecto en el recinto. Y agregó: "Ahora queremos saber de cuánto dinero hablamos, qué banco prestó la plata, si aún existe ese descubierto, cuánto se pagó por intereses y qué va a pasar en el futuro. Porque si la empresa de servicio más importante que tiene la provincia empieza a ser la caja recaudadora mensual para sufragar el déficit y las deudas del Estado están muy comprometidas las inversiones a futuro. Esto tiene que ser clarificado con la mayor prolijidad posible, porque si no la sospecha de un futuro incierto va a crecer cada día más".

La trama comenzó a salir a la luz cuando Lacava sorprendió a Ciancio y Cantalejo con dos preguntas: "¿La EPE ha tenido o tiene cuentas bancarias en rojo? ¿Y cuál fue el destino y el costo de esas operaciones?", quiso saber el legislador

-¿En que período? -repreguntó Cantalejo.

-En los últimos tres meses -precisó Lacava.

Cantalejo le recordó que las cuentas de la EPE forman parte del FUCO. "En un momento, el gobierno provincial utilizó esos fondos", dijo. Entonces, la empresa tuvo que pagar sus obligaciones con cheques al descubierto. "No me acuerdo la cantidad de días, pero ha sido mínimo. Es un mecanismo previsto en la ley del FUCO", dijo el funcionario.

-¿El gobierno provincial tomó plata de la EPE para gastos propios? -insistió Lacava..

-Tomó plata del FUCO, como está previsto en la ley -le aclaró Boggiano..

-¿Y cuál fue el costo de ese descubierto bancario?

-El costo para la empresa será cero porque lo reintegrará el Tesoro provincial. Pero además, ese dinero no fue a la provincia, EPE pagó sueldos y facturas de CAMMESA (la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A.) -explicó Boggiano.

-¿Usted afirma que el Estado provincial no tocó ningún peso de la EPE? -volvió a preguntar Lacava.

-El giro al descubierto de la EPE no fue al Tesoro provincial, se destinó al pago de salarios y a CAMMESA -ratificó Boggiano.

-Le pregunto si el giro al descubierto de la EPE fue usado para la provincia.

-No, el giro al descubierto fue... en una oportunidad por 35 millones de pesos para pagar salarios y en otra, por 25 millones para la factura de Cammesa -abundó Cantalejo.

-¿La EPE giró cheques al descubierto porque el gobierno utilizó toda la plata del FUCO?

-Hay una normativa (que habilita a disponer del 100 por ciento del FUCO). El gobierno utilizó esa normativa y dispuso de ese fondo. Efectivamente, hubo un giro al descubierto, pero como dijo el secretario (Boggiano), en una oportunidad fue para el pago de salarios y en otra para el pago de la factura de CAMMESA -respondió Cantalejo.

-A ver si nos entendemos. La EPE se vio obligada a recurrir a un descubierto para pagar sueldos y a CAMMESA porque el dinero de la empresa en el FUCO lo utilizó la provincia para gastos propios. Usted habló por teléfono, le dijeron que no había plata en el FUCO y giró al descubierto. ¿Fue así? -planteó Lacava.

Ahí saltó Ciancio: "La EPE forma parte del gobierno provincial, no es una empresa privada".

-Lo sé, ministro -dijo Lacava. "Lo que está claro es que en los primeros días de enero, el gobierno le avisó a la EPE que el dinero en el FUCO no estaba. Usted me puede decir ¿cuál fue el costo del descubierto?

-El problema es ese, tuvimos que recurrir a un banco privado porque no tenemos Banco Provincial -chicaneó Ciancio.

-Ustedes gobiernan hace cinco años, tuvieron oportunidad de estatizarlo y no lo hicieron -retrucó Lacava. Cantalejo aclaró: "El costo del descubierto es cero para la EPE. Nosotros calculamos ese costo y después le pedimos a la provincia el reintegro de ese gasto. No tengo ahora la cifra".

-Queremos papeles -pidió otro diputado.

-Si me pide la información, no tengo problemas en responderle -cerró Cantalejo.