Los municipales avisan que no van

15.03.2012 20:39

por ROSARIO 12

 

El Ministerio de Trabajo intervino en el tironeo entre empleados municipales e intendentes y presidentes comunales, que hasta ayer negociaban en paritarias. La cartera laboral dictó la conciliación obligatoria y fue como echar nafta al fuego por el lado de los 42 sindicatos nucleados en la Festram. La cita es hoy en Santa Fe, y los trabajadores avisaron que empiecen sin ellos nomás. El paro de 72 horas que empezó ayer fue ratificado para hoy y mañana.

La negociación trocó en conflicto abierto luego de que la mesa de intendentes llevara una propuesta de incremento salarial del 23 por ciento, escalonado de la siguiente manera: 12% en marzo, 8% en junio y 3% en agosto. La Festram juzgó esa oferta como insuficiente y anunció el paro. Entonces los representantes de algunos municipios, con Santa Fe, Rosario, Rafaela y Santo Tomé a la cabeza, pidieron al ministro Julio Genesini que tome cartas en el asunto.

El exhorto dictado por Trabajo impone un plazo hasta el 27 de marzo para llegar a un acuerdo, y ordena retrotraer las posiciones (el paro también) hasta las vísperas de la paritaria.

Para los municipales, la convocatoria "es un atropello del Estado contra el derecho de huelga de los trabajadores, algo impropio de un gobierno que se dice progresista", según Antonio Ratner, secretario adjunto del gremio rosarino y del Consejo Departamental del PJ Rosario. "Hubieran convocado antes, no durante un paro. Además, seguimos en paritarias, ¿cómo van a dictar conciliación? Si además, están garantizadas las guardias mínimas y los servicios esenciales. Ni sueñen que vamos a ir", bramó.

El sector tiene decidido continuar con las medidas de fuerza y recién el lunes ver qué hacer en cuanto al llamado del Ministerio. Hasta entonces, la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas no llamará a una nueva reunión paritaria.

Ratner dividió a la patronal entre "gestiones que administraron bien, como en el cordón industrial, y otras que se gastaron todo el año pasado, que fue electoral". Y en esa distinción entrevió la posibilidad de que los municipios cedan posturas. "El 23 por ciento se terminaría de cobrar en agosto, entonces no existe. Tienen que garantizar todo el aumento, 24 o 25 por ciento, dentro de este semestre, sino no sirve", planteó el gremialista. La federación que dirige el santafesino Claudio Leoni esperaba que el primer aumento no fuera del 12 sino del 14 por ciento como mínimo, y que se agregue un plus de 600 pesos como se le concedió a los trabajadores provinciales.

La oferta de los intendentes había arrancado con un 15 por ciento de aumento en dos partes, luego mejoraron el 21 por ciento en tres veces, y la última oferta se plantó en 23 por ciento con el mismo escalonamiento. "Hicimos un gran esfuerzo para llegar al 21%, y cuando parecía que iban a aceptar, volvieron con la negativa. No pueden despreciar esa oferta cuando la mayoría de los gremios aceptaron el 21% y la propia Nación puso el 18%", dijo el secretario de Gobierno rosarino, Fernando Asegurado.

El intendente de Santo Tomé ayer lanzó por la prensa la amenaza de descontar del sueldo los días no trabajados, algo que más de un colega piensa. Asegurado se despegó de esa iniciativa y dijo que "por ahora aquí no evaluamos esa posibilidad". Pero en lo que sí cargó las tintas es en el costo de la huelga que empezó ayer y concluirá mañana. "Hubo que reprogramar cirugías, posponer 2 mil turnos en Salud. Y eso de que cubren las guardias mínimas, es una presencia ínfima ante la demanda corriente de los hospitales. Hay intendencias en las que no entra un solo peso en los días que no hay paro. Hay que escuchar a los intendentes en la mesa".

La secretaria de Hacienda de Rosario, Verónica Irízar, expuso que "la expectativa que tenían los sindicatos era que la recaudación iba a aumentar 32 por ciento, de acuerdo a la proyección 2010-2011. Pero no ha sido así: desde el 15 de enero la Nación volvió a retener recursos de coparticipación federal por el Fondo de Financiamiento Educativo. Para Rosario, sólo en febrero fueron unos 8 millones menos por mes. Entre febrero de 2011 y febrero pasado los recursos coparticipables sólo crecieron 15,88%, no 32% como suponía la Festram", advirtió.

Asegurado señaló que la masa salarial de febrero ascendió a $93 millones, y que la proyección para 2012 sería algo menos de 1200 millones. Explicó: "Ya aumentando el 23% significaría sumar 188 millones de pesos más, y esa plata hoy no está".