Policia busca a madre

29.02.2012 23:06

 

 

por LA CAPITAL

Hace siete días que las fuerzas de seguridad provinciales y nacionales no pueden localizar a una madre y su hijo, que debe regresar con su padre a Estados Unidos tras una decisión de la Justicia local. Se trata de Nora Monserrat y de Dante, un niño de casi tres años. Los jueces rosarinos ejecutaron la sentencia que le impone a la mujer restituir el menor a su país natal, tal cual lo reclama el padre, que tramita allí el divorcio y disputa la tenencia del pequeño. Pero como ninguno de los dos aparece se dio intervención a la Cancillería argentina para que alerte a Interpol ante un eventual fuga del país.

Hoy se cumple una semana desde que estalló públicamente la causa judicial en la cual Nora Monserrat y Breth Purcell, ciudadano norteamericano y padre del pequeño, se disputan la tenencia del hijo de ambos nacido en Estados Unidos en junio de 2009.

"No se ha localizado al menor ni a la madre", confirmó ayer a la tarde la abogada de Purcell, Andrea Straziuso, quien además confirmó que ya se pidió la intervención de Interpol (policía internacional) para tratar de localizar a ambos en otros países.

La letrada aportó además que "se notificó del estado de situación a la Cancillería argentina, cuyas autoridades manifestaron preocupación por el tema". Recordó que la intención de su cliente es que "Nora viaje a Estados Unidos con Dante, para participar del juicio, solventando los gastos de su estadía".

"Lo grave es que ahora hay un segundo ocultamiento, vamos en camino a una persecución penal a la que el padre nunca quiso llegar, no quiere hacer del niño un botín, pero el embudo se va cerrando y nos vamos acercando a un situación grave", abundó Straziuso.

La historia. Cuando el bebé tenía tres meses y el matrimonio (formalizado en Estados Unidos) entró en crisis, la madre decidió viajar a Rosario con su hijo, abriendo desde ese momento una historia donde no faltaron las acusaciones de apropiación ilegal por un lado y las de incumplimientos de los deberes de padre por el otro.

Mientras que Nora, una médica de 32 años, dice haber consensuado con su ex pareja la salida de Estados Unidos, para lo cual se hizo firmar las visas correspondientes y pactó un reencuentro de los tres en Argentina, el padre directamente la denunció por la apropiación ilegal del niño e inició el trámite de divorcio.

Una vez que desde Estados Unidos se solicitó a la Justicia santafesina el regreso de Dante, el derrotero judicial tuvo varias instancias que siempre fueron favorables al padre del niño. Primero, el juez de trámite del Tribunal de Familia Nº 4, Manuel Rosas, ordenó la restitución del chico. Pero la defensa de Nora apeló esa resolución ante la Cámara Civil, donde la sala V ratificó el fallo de primera instancia coincidiendo con Rosas.

El 23 de febrero pasado se realizó una audiencia en el Tribunal de Familia con el juez Edgardo Bonomelli, a cargo de ejecutar la sentencia. En ese acto se ordenó a Nora reintegrar el niño a su país de origen. En el dictamen se aclara que la mamá puede viajar con su hijo y permanecer allí mientras se sustancia el juicio de divorcio.

Ese acto fue impugnado por la defensa de Nora al entender que no se dieron garantías constitucionales durante el proceso, como el derecho del niño a tener un abogado especialista en la materia, y se indicó que la denuncia de Purcell fue "falaz".

La defensa de Nora argumentó que la audiencia no tenía validez porque el Tribunal no respondió a ese incidente, y detalló que no fueron notificados a tiempo. Por ello la mujer no participó del trámite, que se desarrolló sin su presencia. Ese día, sus familiares y amigos realizaron una ruidosa manifestación frente al Tribunal solicitando a los jueces que no separaran a Dante de su madre.

Lo concreto es que ya pasaron siete días de la orden judicial y al cierre de esta edición se desconocía el paradero de Nora y Dante. Al mismo tiempo, la Cancillería argentina recordó a todos los organismos de seguridad nacionales el "alerta amarilla" de prohibición de salida del país para ambos.

El Colegio de Magistrados apoyó el accionar de los jueces

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Santa Fe, zona Sur, expresó ayer a través de un comunicado su “solidaridad con los jueces del Tribunal Colegiado de Familia Nº 4 de Rosario y con los integrantes de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial”. Lo hizo en el marco de la intervención en el proceso referido a la restitución de Dante, solicitada por la justicia norteamericana, y “a raíz de los episodios ocurridos en el ámbito de Tribunales, que son susceptibles de afectar su independencia”, destacan.
   La entidad refiere que “el derecho a la crítica de las resoluciones judiciales no puede desentenderse de las razones y argumentos brindados en las resoluciones judiciales, so riesgo de inducir a confusión a la sociedad ante un caso de trascendencia pública, reflejado a través de los medios de comunicación”.
   El escrito lo firman el vicepresidente de la institución, Ariel Ariza, y el prosecretario, Eduardo Pastorino.

“Sabe lo que hace”

Guillermo Caviglia, uno de los abogados de Nora Monserrat (quien es buscada por la policía junto a su hijo), dijo ayer “desconocer” el paradero de la mujer. “Ella es grande y sabe lo que hace”, agregó. El profesional señaló además que el juez Edgardo Bonomelli actúa con “hostilidad hacia ella” (por la madre). Y agregó que él estaba en viaje —junto a su socio y abuelo de Dante, Rodolfo Monserrat— a Coronel Bogado (ciudad de donde sería oriundo el juez que dictó la sentencia) “para conocer más sobre el magistrado y hallar en ese lugar la causas de la animadversión”.